En 2010 una redada policial descubrió unos 350 restos de fetos humanos en un escondido templo budista, pero al avanzar la investigación, se confirmó la existencia de más de 2.000 cadáveres de no nacidos en el sitio. Según describe el corresponsal de la BBC en Bankok, Alistair Leithead, los fetos fueron encontrados en el depósito de cadáveres del templo, en recipientes normalmente utilizados para el almacenamiento de los cuerpos a la espera de la cremación.

El horno no funcionaba y la policía fue alertada por el terrible olor que salía del templo, informa Leithead. La policía arrestó al cuidador del templo, quien de ser juzgado podría sufrir hasta un año de cárcel. También fue detenida una mujer, acusada de recoger los cadáveres en las clínicas que realizan abortos ilegales. La mujer, de 33 años de edad, admitió recibir dinero para recoger los fetos de varias clínicas. Podría sufrir a cinco años de prisión. Según la policía, la mujer confesó recibir un pago de 16 dólares por cada feto que llevaba al templo. La policía dijo que dos trabajadores del templo había sido acusados de ocultar los cadáveres.

El aborto es ilegal en Tailandia, a menos de que el embarazo sea el resultado de una violación o incesto, o que la salud de la madre está en riesgo. La policía dice que comenzó una redada en algunas de las 4.000 clínicas en Bangkok que se sospecha practican abortos ilegales. El caso también ha llamado la atención sobre el negocio del aborto en Tailandia, dijo la corresponsal de la BBC en Bangkok, Vaudine England. Las mujeres con más recursos pueden obtener abortos en instalaciones seguras, mientras que la gran mayoría de las mujeres tailandesas que quieren un aborto asisten a clínicas donde las condiciones de higiene puede poner su salud en riesgo, asegura la corresponsal de la BBC.

Incautados fetos quemados envueltos en oro para magia negra en Tailandia

El sospechoso es Chow Hok Kuen, de 28 años de edad, fue detenido en una habitación de hotel del barrio chino de la capital tailandesa tras descubrirse que ocultaba los cuerpos entre su equipaje en Mayo de 2020.


Los bebés, de entre dos y ocho meses, fueron adquiridos por 200.000 bath (unos 5.000 euros) y Kuen los había puesto a la venta en una página de internet taiwanesa por un precio unas seis veces mayor, informa la Policía taiwanesa, según recoge el diario ‘The Bangkok Post’.
Las leyes tailandesas prevén penas de hasta un año de cárcel y 2.000 bath de multa (unos 50 euros) por posesión ilegal de cuerpos de niños.


“Ha explicado que su intención era vender los cuerpos a clientes que creen que les traerían suerte y riqueza”, ha declarado un portavoz policial, el coronel Wiwat Kamchamnan, informa ‘The Bangkok Post’. Algunas comunidades chinas creen en los rituales de magia negra tailandeses que consideran que los cuerpos de bebé traen buena suerte a su propietario y se suelen conservar en pequeños altares en viviendas o negocios.

El objetivo de Chow Hok Kuen era llevarlos a Taiwan y venderlos hasta por seis veces más a coleccionistas y aficionados a la magia negra; la posesión de estos fetos, en algunas tradiciones budistas, se asocia con la buena salud y fortuna del poseedor. Los fetos son quemados o “rostizados” y cubiertos con hoja de oro, lo que los preserva como mórbidas reliquias. La tradición ha evolucionado y hoy en día muchos creyentes utilizan ídolos de madera en lugar de fetos, pero este macabro hallazgo indica que la ortodoxia religiosa no sólo está en boga, sino que contribuye a un lucrativo negocio de contrabando de cuerpos.

Las redes de tráfico de bebes y fetos asesinados mueve millones alrededor del mundo. A pesar de que existe silencio informativo total en los grandes medios respecto a este tema, esta industria acaba con la vida de miles de niños de manera sistemática para ganar mucho dinero. En estas redes están involucrados políticos corruptos y miembros de la élite satánica que hace todo tipo de rituales macabros. Los rumores apuntan a políticos de la talla de Hillary Clinton, ya que se están filtrando todo tipo de documentos que hablan de sus relaciones con el satanismo y la magia negra.

Tráfico de bebés muertos en Tailandia

En 2012 un ciudadano taiwanés fue detenido en su país natal con seis cuerpos de bebés muertos que pretendía vender por Internet para emplearlos en rituales de brujería.

Según el diario Bangkok Post, el macabro hallazgo fue hecho por la Policía tailandesa al abrir una valija que el taiwanés Chou Hong Hun, de 28 años, tenía en la habitación del hotel del barrio chino de Bangkok en la que fue arrestado gracias a un testimonio protegido.

Un vocero policial explicó en conferencia de prensa que el detenido confesó que adquirió los cadáveres por 200.000 baht (6.600 dólares) por encargo de otro taiwanés y planeaba venderlos por Internet al triple del precio.

Los cuerpos fueron encontrados quemados y bañados en oro, una prática habitual de la brujería negra. En algunas comunidades tailandesas y chinas se cree que los fetos conservados traen buena fortuna para los dueños.

La Policía tailandesa que investiga el caso no dio detalles sobre la procedencia de los seis pequeños cuerpos sin vida, aunque en noviembre de 2010 los inspectores de Sanidad encontraron en un edificio de un recinto monacal de Bangkok cerca de 2.000 fetos y cadáveres de neonatos que procedían de “clínicas” ilegales que practican el aborto.

Pincha aquí para despertar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí