El máximo líder talibán, el mulá Haibatullah, se refirió por primera vez este miércoles (20.05.2020) al acuerdo firmado en febrero con Estados Unidos como una “oportunidad crucial”, un “logro extraordinario” y un “instrumento poderoso” que puede poner fin a casi dos décadas de guerra en Afganistán.

 “La firma del histórico acuerdo con EEUU y el consiguiente fin de la ocupación es un logro extraordinario para el Emirato Islámico (como se autodenominan los talibanes)”, afirmó el jefe talibán en un mensaje de felicitación por Eid al-Fitr, la festividad musulmana que marca el fin del Ramadán y que tendrá lugar en los próximos días.

“La implementación de este acuerdo puede ser un instrumento poderoso para poner fin a la guerra entre Estados Unidos y nuestro país, establecer la paz y un sistema islámico en nuestra patria”, añadió el mulá Haibatullah.

Los talibanes, dijo, están “comprometidos” con el acuerdo del pasado 29 de febrero en Doha, que prevé la retirada de las tropas estadounidenses en 14 meses, e instó a EEUU a cumplir lo acordado y no permitir que esta “oportunidad crucial se desperdicie”.

“Insto a los funcionarios estadounidenses a que no le den a nadie la oportunidad de obstruir, retrasar y finalmente hacer fracasar este acuerdo internacionalmente reconocido”, remarcó.

El mensaje del jefe talibán alude a la resistencia del Gobierno afgano a liberar a 5.000 prisioneros talibanes como un primer paso para comenzar las conversaciones intraafganas.

Conversaciones con Donald Trump

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró a principios de Marzo que mantuvo una “buena conversación” con el líder talibán, el mulá Abdul Ghani Baradar, en la que acordaron que “no habrá violencia” tras la histórica firma de un acuerdo de paz el pasado fin de semana en Catar.

“Hablé con el líder de los talibanes hoy. Tuvimos una buena conversación. Hemos acordado que no habrá violencia, no queremos violencia”, dijo Trump a los periodistas en la Casa Blanca.

Se trata de la primera confirmación de contacto directo entre un presidente estadounidense y los talibanes.

Tras casi dos décadas de guerra y más de un año de negociaciones, ambas partes dieron un histórico en Doha (Catar) al firmar un acuerdo de paz, que prevé la completa retirada de las tropas internacionales destacadas en Afganistán.

“Están hablando con el gobierno de Afganistán, veremos qué ocurre”, añadió Trump sobre las posibilidades de concretarse el pacto, que aún no ha firmado el gobierno afgano.

El texto del acuerdo estipula que Estados Unidos retirará del país asiático “todas las fuerzas militares” y el personal civil no diplomático en un plazo de 14 meses. También se retirarán las tropas de sus aliados de la coalición.

Por su parte, los talibanes se comprometieron a comenzar en Oslo un diálogo con el Gobierno afgano de Ashraf Ghani, en el que se tratará un alto el fuego “permanente e integral”, según el documento.

El 10 de marzo arrancaron las negociaciones entre Kabul y los talibanes, el segundo paso para acabar con dos décadas de guerra.

Además, y en esa misma fecha, se liberaró a 5.000 prisioneros insurgentes y a 1.000 miembros de las fuerzas de seguridad afganas.

El 12 de octubre de 2018, el representante especial de EE.UU. para los asuntos de paz, Zalmay Khalilzad, y líderes de los insurgentes mantuvieron la primera de una decena de rondas de diálogo en el país del golfo Pérsico.

El pasado septiembre, Trump canceló abruptamente los encuentros en respuesta a un atentado en Kabul en el que murió un estadounidense, si bien el proceso se retomó a finales de noviembre tras una visita sorpresa del mandatario a Afganistán.

Pincha aquí para despertar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí