La exopolítica trata sobre las hipotéticas relaciones entre extraterrestres y seres humanos. Aunque sus seguidores la llaman a menudo ciencia, se basa en teorías de conspiración y la existencia de razas extraterrestres o viajes intergalácticos. Para la exopolítica, existen en el Universo más planetas, además de la Tierra, que albergan civilizaciones. La exopolítica pretende desentrañar esas relaciones y conocer sus protagonistas y leyes: qué clase de extraterrestres están o han estado presentes en la Tierra, cuáles son o han sido sus actividades e intenciones, quiénes son y qué hacen los humanos involucrados.

La exopolítica fue fundada por Michael Salla, licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad de Queensland, Australia y profesor en la Universidad Americana. Fue apartado de su puesto en la facultad a raíz de la publicación de un artículo suyo en el Washington Post, en el cual informaba sobre su investigación de un presunto encuentro entre el presidente Dwight Eisenhower y dos extraterrestres en una base militar cercana a Roswell, Nuevo México. Hacia 1950, Salla declaró en la entrevista que el presidente Eisenhower había autorizado a extraterrestres a tomar ganado y secuestrar seres humanos para experimentar. Según Salla estima, esos extraterrestres han abducido a millones de seres humanos. Salla admitió al Washington Post que la evidencia en la cual se apoyan sus afirmaciones acerca de la existencia de extraterrestres fue encontrada por él “en Internet”. En una de sus obras afirma que una visita al dentista por parte del presidente Dwight Eisenhower fue en realidad una tapadera para encubrir una reunión secreta con extraterrestres:

“(Eisenhower) se reunió con dos extraterrestres de pelo blanco, ojos azul pálido y boca incolora”, raza conocida como Los Nórdicos. Estos habrían propuesto compartir su avanzada tecnología y sabiduría espiritual con los seres humanos a condición del compromiso de eliminar el arsenal nuclear americano. Salla asevera que Eisenhower declinó la oferta.

Michael Salla preside su Instituto de Exopolítica en Hawái y ofrece charlas, como el Aztec UFO Symposium celebrado en Aztec, Nuevo México en 2009. El Instituto de Exopolítica ofrece un curso en línea de diplomacia galáctica.

Claves para entender la exopolítica

La exopolítica es la disciplina que estudia los actores políticos, las instituciones y los procesos claves asociados con el fenómeno ovni y extraterrestre, así como, las implicaciones que conlleva dicha presencia en la Tierra.  Por consiguiente, podría definirse como el estudio de los aspectos políticos de la interacción entre civilizaciones extraterrestres y la civilización humana en la Tierra.

La exopolítica postula que la verdadera concepción de nuestra circunstancia terrenal es que estamos  en medio de un universo, altamente organizado y en evolución, poblado por sociedades interplanetarias, intergalácticas y multidimensionales. En el modelo de la realidad exopolítica, todos los planetas que contienen vida, de la forma en que lo hace  el Planeta Tierra, son miembros de un universo colectivo que operan bajo una ley común. La exopolítica pretende conocer quién está haciendo qué, y cómo lo está haciendo, en cuanto a la información, comunicación y divulgación sobre los descubrimientos y avances existentes en las relaciones entre El Hombre Blandengue y las civilizaciones externas a la Tierra, así como con aquellos seres extraterrestres con los que cohabita.

Existen dos vertientes disciplinarias dentro de la ExoPolítica. Por un lado están las instituciones y procesos políticos humanos; y por otro, se encuentran los individuos extraterrestres, sus instituciones y sus procesos políticos. La ciencia  ExoPolítica pretende esclarecer qué razas extraterrestres están presentes o han estado presentes en la Tierra, cuales son o han sido sus actividades e intenciones y quienes del lado humano, están involucrados y qué están haciendo.

Exopolítica y las redes de corrupción del gobierno

La exopolítica permite destapar asuntos no aclarados del gobierno. Muchos fanáticos del fenómeno OVNI muchas veces centran sus teorías en movimientos oscuros del gobierno que contienen secretos que el gobierno no quiere desvelar. La transparencia de los estados es una clave fundamental a la hora de luchar contra la corrupción. Por lo que no nos debería extrañar que miles o millones de personas fanáticas por descubrir la verdad sobre todo lo que rodea al fenómeno OVNI consigan dar a conocer tramas corruptas del estado.

Es por ello que los medios de comunicación de masas y los grandes poderes ridiculizan este tipo de teorías y movimientos. Saben que pueden tener mucho poder a la hora de destapar los chanchullos más oscuros que han podido llevar a cabo muchas veces las élites. El gobierno de EEUU tiene tecnologías futuristas censuradas al público. ¿Por qué unos pocos pueden disfrutar de esta tecnología avanzada mientras sus beneficios permanecen ocultos a la población? ¿Es posible que los extraterrestres sean miembros del Deep State más enfermo utilizando esta tecnología para secuestrar ciudadanos y hacer experimentos con ellos?

Donald trump y el programa espacial secreto

En la presentación de la nueva bandera de la Fuerza Espacial el 15 de mayo, el presidente Donald Trump pronunció afirmando que la Fuerza Espacial es el primer intento de los EE. UU. De desplegar armas y fuerzas militares en el espacio, y los EE. UU. Simplemente están reaccionando a lo que China y Rusia tienen previamente hecho con sus propias fuerzas espaciales respectivas. Trump se refirió a nuevos sistemas de armas fantásticos que se están desarrollando para la Fuerza Espacial, que son mucho más poderosos que cualquier cosa que posean China y Rusia.

Los comentarios de Trump son muy significativos. Revelan una estrategia encubierta de transferir sistemas de armas adquiridos en secreto por un programa espacial secreto liderado por la Fuerza Aérea de EE. UU.Durante una década a la Fuerza Espacial, y proclaman estos como nuevas armas diseñadas para contrarrestar los recientes avances chinos y rusos en tecnología espacial.

Esto es lo que dijo Trump en la ceremonia de inauguración de la bandera:

Bueno, muchas gracias. Este es un momento muy especial porque esta es la presentación de la bandera de la Fuerza Espacial. Así que hemos trabajado muy duro en esto. Y es tan importante desde un punto de vista defensivo, desde un punto de vista ofensivo, desde todos los puntos de vista que hay.

Como saben, China y Rusia, tal vez otros, comenzaron mucho antes que nosotros. Deberíamos haber comenzado esto hace mucho tiempo, pero lo hemos compensado con creces. Hemos desarrollado algunas de las armas más increíbles que nadie haya visto nunca, y avanza muy rápido. Y tenemos tremendas personas a cargo.

Después de decir que China y Rusia dieron el salto inicial a los EE. UU., Trump continuó afirmando que “hemos desarrollado algunas de las armas más increíbles que nadie haya visto”. Esta es una declaración muy reveladora a la que volveré pronto después de revisar brevemente las respectivas fuerzas espaciales convencionales desarrolladas por los EE. UU., Rusia y China.

La declaración de Trump de que China y Rusia “comenzaron mucho antes que nosotros” es una referencia a la creación de nuevas ramas militares dedicadas exclusivamente a operaciones espaciales y al despliegue de armas espaciales avanzadas.

En el caso de la Fuerza Espacial de EE. UU., El primer llamado para su creación se produjo durante la Administración Bill Clinton (1993-2001). Una Comisión del Congreso encabezada por el congresista Donald Rumsfeld (antes de ser nombrado Secretario de Defensa) abogó por la creación de un Cuerpo Espacial como una rama militar separada en un informe de marzo de 2001.

Los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 (bandera falsa) y la posterior “guerra contra el terror” retrasaron la creación de un Cuerpo Espacial hasta que fue revivido por el congresista republicano Mike Rogers en 2017, y finalmente fue respaldado por Donald Trump en marzo de 2018 como Fuerza Espacial . Después de que el Congreso aprobó la Ley de Autorización de Defensa Nacional 2020 que incorporó la “Ley de la Fuerza Espacial”, Trump la promulgó el 20 de diciembre de 2019, creando formalmente la sexta rama del ejército de los EE. UU.

Sin embargo, cuatro años antes, tanto Rusia como China crearon las Fuerzas Espaciales como nuevas ramas subordinadas en sus respectivos servicios militares, por lo que Trump afirma que Estados Unidos está alcanzando a estos grandes adversarios espaciales en su discurso.

El 1 de agosto de 2015, Rusia restableció su Fuerza Espacial bajo las recién reorganizadas y renombradas Fuerzas Aeroespaciales Rusas que combinaban la Fuerza Aérea Rusa con sus antiguas fuerzas estratégicas de defensa antimisiles. Como una rama militar subordinada dedicada exclusivamente a las operaciones espaciales, las Fuerzas Espaciales Rusas se centran en una serie de misiones como se describe en el sitio web del Ministerio de Defensa de la Federación Rusa:

Monitoreo de objetos espaciales e identificación de posibles amenazas a la Federación Rusa en el espacio y desde el espacio, prevención de ataques según sea necesario;

Realización de lanzamientos de naves espaciales y puesta en órbita, control de sistemas satelitales, incluidos los integrados (destinados a ser utilizados con fines militares y civiles) en vuelo, y el uso de otros para proporcionar a las Fuerzas Armadas de la Federación de Rusia la información necesaria;

Mantener sistemas satelitales militares e integrados con instalaciones de lanzamiento y activos de control en el orden viable, y una serie de otras tareas.

Solo unos pocos meses después, en diciembre de 2015, China desarrolló una rama subordinada de su Ejército Popular de Liberación (EPL) llamada “Fuerza de Apoyo Estratégico”, que integraba operaciones espaciales que anteriormente estaban ampliamente dispersas. Así es como Elysa Kanta, escribiendo para Defense One, describió la Fuerza de Apoyo Estratégico del PLA (PLASSF):

El Departamento de Sistemas Espaciales del PLASSF (航天 系统 部), evidentemente una “Fuerza Espacial” de facto para el ejército chino, ha consolidado el control sobre una masa crítica de capacidades espaciales y relacionadas con el espacio de China. El establecimiento de una estructura unificada a través del Departamento de Sistemas Espaciales parece reflejar una respuesta a los desafíos organizacionales que resultaron de la dispersión previa de los mismos.

Pincha aquí para despertar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí