Santiago Abascal sabe lo que es sufrir amenazas, boicots e intentos de asesinato por parte de la izquierda radical desde su juventud. ETA intentó asesinar a su padre hasta en 3 ocasiones, pero la Guardia Civil y la policía frustró los planes. Este político ha sido objetivo de la extrema izquierda durante décadas y aunque ha sido atacado salvajemente desde todos los frentes nunca se ha rendido porque tiene unos ideales inquebrantables debido a sus valores tradicionales.

Desde que llegó a la política de alto nivel las amenazas son cada vez más numerosas y el odio hacia su persona es cada vez mayor. Este odio es creado artificialmente por los medios de comunicación y los políticos al tachar a Abascal como un fascista extremista de ultraderecha. Esta manipulación mediática constante alimenta odio y miedo en la población.

Un ejemplo de ello fue cuando una persona o grupo hackeó la cuenta de VOX y publicó amenazas de muerte en 2019. Algunos de los mensajes fueron: “Abascal, te voy a dar tantos machetazos que voy a dejarte la cara hecha trocitos, y luego me haré una sopa con esa carne hijo de la gran puta” o «voy a quemar vivo al hijo de puta de Abascal y le voy a dar 300 machetazos».

La gota que ha colmado el vaso ha sido han sido las amenazas de Pablo Iglesias en una sesión del congreso de los diputados, que en mitad del pleno empezó a coaccionar a los diputados de Vox. Por otro lado un ala del Partido Comunista amenazó a Abascal con repetir Paracuellos con él. El Partido Comunista de los Trabajadores de España existe formalmente desde hace solo un año, después de distintas fases y refundaciones, pero se considera heredero legítimo del comunismo más ancestral de España, el representado por Dolores Ibárruri, La Pasionaria.

Posteriormente a estos hechos, las cuentas de twitter de la izquierda provocaron una avalancha de tweets y Matar a Abascal se hizo Trending Topic en España. Al día siguiente hubo otra contraofensiva en las redes sociales por parte de usuarios patriotas que hicieron viral el hastag #GraciasAbascal.

Indignación en VOX

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha denunciado que Twitter permitiera la tarde del sábado la tendencia «matar a Abascal» y ha advertido de que no tolerará el «odio contra millones de españoles» que, según ha dicho, ha sido «atizado» desde el Congreso y los medios de comunicación.

Desde la cuenta oficial de VOX han publicado un mensaje: Twitter ha tolerado que sea tendencia toda la tarde ‘Matar a Abascal’.¿Por qué eso no es delito de odio @TwitterEspana? ¿Por qué lo habéis permitido? ¿Si hubiese sido ‘Matar a Pedro Sánchez’ habríais actuado igual #TwitterResponde

Santiago Abascal por su parte ha publicado desde su Twitter: Cuando tenía 9 años mataron a un amigo de mi padre. Sin llegar a la adolescencia supe que querían matar a mi abuelo. En mi juventud temprana conocí al menos tres planes para matar a mi padre. A los 24 años descubrieron la primera intentona frustrada para asesinarme a mi (…)

Es una verdadera pena que la gente acepte que desde los grupos de poder ideológicos del estado se acose y amenace de muerte a un líder político. La campaña de odio y manipulación hacia el partido VOX puede tener consecuencias nefastas y muchos no parecen darse cuenta. Este tipo de hechos debería empezar a hacer reflexionar a la sociedad.

- Advertisement -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí