A pesar de que el NWO ya no tiene el control sobre el gobierno de EEUU, todavía guarda muchos ases sobre la manga. Esta organización criminal ha empobrecido sistemáticamente a la humanidad desde hace décadas. La cantidad de dinero e influencia en el mundo que tienen estas personas es sencillamente inimaginable y por ello su capacidad de destruir la sociedad con ingentes recursos económicos es real. Controlan bancos, multinacionales y redes de dinero negro, con lo que pueden quebrar la sociedad de múltiples maneras antes de desaparecer completamente.

Desde la administración Trump se ha luchado contra estos criminales durante estos últimos años, eliminando a sus sectarios miembros de las administraciones públicas, destruyendo sus redes y sus negocios y quitándoles el poder de la Reserva Federal. Es por ello que el NWO ha llevado a cabo su última maniobra desesperada, ya que estaba empezando a estar acorralado. La crisis del COVID19 es otro de estos sucios ataques llevado a cabo por una élite desesperada por mantener su poder e influencia. Los medios de comunicación masivos son los altavoces de la desinformación para extender el pánico y que los ciudadanos acepten medidas de control por parte de la OMS.

El gran estratega Trump ha sabido aprovechar esta oscura tormenta creada por los miembros de la élite globalista para acelerar sus planes de limpieza del sistema. Durante esta crisis creada de manera artificial y mientras los medios de comunicación hablan del virus, la administración Trump ha salvado a miles de niños que eran usados como mercancía para la élite satánica. También se han congelado las cuentas bancarias que se utilizaban para sus redes financiamiento ilegal.

Por otro lado, se les ha cortado los beneficios que obtenían de la droga ya que Trump ha desplegado barcos de guerra, aviones, helicópteros y todo tipo de milicias privadas en los mares de Centroamérica. Estos movimientos militares además buscan acabar con la tiranía de Maduro.

Los próximos en el punto de mira son grandes figuras de la política estadounidense como Barack Obama o Hillary Clinton y esto lo sabe el Deep State. Es por ello que la élite satánica podría intentar realizar últimos ataques antes de desaparecer. Por ello Donald Trump y la CIA han movido hilos para anticiparse a sus movimientos.

Sicarios salvadoreños financiados por el Partido Demócrata

Uno de los principales rumores habla de que el Deep State podría financiar a cientos de miles de miembros de la Mara Salvatrucha y otras pandillas latinas para invadir EEUU por la frontera de México. La élite satánica busca sembrar el terror a través de la violencia porque se sienten amenazados. Es normal, ya que estos criminales ven cada vez más cerca su entrada en Guantánamo. Es por ello que Donald Trump durante la cortina de humo del COVID19 ha aumentado el control fronterizo y ha acelerado la construcción del muro, ya que se podría producir una autentica invasión de sicarios financiada por las élites globalistas y aumentar el caos.

Las élites financian redes de sicarios con el dinero obtenido con el narcotráfico. Gran parte de los grandes narcotráficantes y pandillas de Latinoamérica son financiados por sus redes oscuras de corrupción. A los banqueros de la élite les encanta ganar dinero con la droga, ya que tienen un monopolio que crearon ellos mismos hace décadas utilizando el gobierno de los EEUU, la DEA y la CIA.

En El Salvador las pandillas financiadas por las élites estaban empezado a imponer su régimen tiránico en el país centroamericano al obligar a los ciudadanos a través de la violencia a realizar toque de queda. Los ciudadanos que salían a la calle eran interceptados por estas pandillas y golpeados violentamente con bates de béisbol.

Es evidente que el gobierno de los Estados Unidos ha movido hilos. Según las autoridades salvadoreñas dicen que tienen un reporte de inteligencia que decía que las pandillas habían decidido aumentar los crímenes en el país. El Gobierno Savaldoreño empezó a arrestar a miles de pandilleros. El presidente de El Salvador Nayib Bukele decidió juntar en patios y en celdas a pandilleros de diferentes pandillas. “Se acabaron las celdas de una misma pandilla, hemos mezclado a todos los grupos terroristas en la misma celda, en todos los centros penales de seguridad”. Esto dijo el presidente de El Salvador hace algunos días como parte de su nueva estrategia contra las pandillas o maras. Ha dado orden a la policía de disparar a matar si ven un delito o se ven en peligro al tratar con ellos.

- Advertisement -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí