El Deep State estadounidense durante años ha creado un régimen del terror de manera oculta dentro de las instituciones del gobierno americano. Cada día se destapan mas escándalos y crímenes contra la humanidad terribles que en cuanto salgan a la luz podrían traumatizar a parte de la sociedad americana.

Lo que te vamos a explicar a continuación te podrá parecer una locura, pero si piensas de manera racional puedes entender que podría llegar a suceder. Las personas que manejaban los hilos de la criptocracia norteamericana eran personas crueles hasta extremos insospechados. Unos psicópatas de alto calibre que disfrutan haciendo ingeniería social y envenenado a la población con experimentos maquiavélicos. Todo esto no es teoría de conspiración, son hechos reales y objetivos. La teoría de la conspiración comienza cuando empezamos a indagar en los posibles planes futuros de esta secta que ha manejado los hilos de los mal en el mundo durante décadas. Y aquí entra en juego el proyecto Blue Beam.

Una conspiración contra la humanidad

El proyecto Blue Beam se basa en la idea masónica de alcanzar un gobierno mundial a través de ataques de falsa bandera. Estos ataques de falsa bandera serían grandes fatalidades creadas con tecnología militar ultra avanzada que habrían almacenado durante décadas cuando permanecían ocultos bajo el Deep State americano. Hay muchas teorías en torno a que tipo de ataque podrían realizar. Entre los posibles escenarios encontramos:

  • Escenario A: El NWO coordina ataques terroristas mundiales; culpa a los chivos expiatorios no deseados y justificar el control a la población.
  • Escenario B: Infectar a la población mundial con un agente viral rápido a través de un ataque bioterrorista a gran escala; ofrecer la vacuna solo a gobiernos sumisos y conformes. La vacuna contiene lo que ellos decidan que es más tóxico o perjudicial.
  • Escenario C: Activar tecnologías avanzadas como el proyecto proyecto HAARP para inducir la modificación del clima y crear guerras climáticas al derretir la Antártida. Tras eso elegir a un funcionario que tenga los conocimientos para acabar con el “calentamiento global”.
  • Escenario D: Fingir una invasión alienígena a través de naves militares ultramodernas, aunque hay hipótesis que incluyen imágenes holográficas o inducir un agente de control mental generalizado.
  • Escenario E: Se proyectan hologramas en tres dimensiones mediante proyecciones láser en diferentes partes del mundo con una imagen diferente, según la fe de cada etnia. Esta nueva “imagen de Dios” hablaría en todos los idiomas, y además se proclamará ante las naciones imponiendo una sola religión,

Estos escenarios se podrían dar por separado o conjuntamente. Esta es una teoría de conspiración masónica propuesta por Serge Monast, periodista, ensayista y teórico canadiense.​ Este periodista señaló que los eventos ufológicos y divinos son producciones parusías elaboradas por grupos de poder como el Gobierno de los Estados Unidos o la NASA.​ El plan tiene como objetivo vulnerar la conciencia humana intentando implementar una nueva religión basada en el modelo de la Nueva era, para de ese modo establecer en el futuro un Nuevo orden mundial.

Esta teoría se presentó por primera vez en 1994 en un audio de Serge Monast, quien posteriormente la publicó en su libro The Blue Beam Project (NASA) junto a otro periodista.​ Monast declaró haber sido perseguido por autoridades debido a su participación en la publicación de información clasificada. Partidarios de esta teoría sostienen que Monast y el coautor, quienes murieron de ataques cardíacos en 1996, fueron asesinados, esto tras afirmar que ninguno de los dos contaba con antecedentes de cardiopatía.​ De igual manera acusaron al gobierno de Canadá por la desaparición de su hija, que tuvo por presunto objetivo desalentar sus investigaciones.

Monast comentó que el proyecto se implementaría en 1983, sin embargo este se pospuso,​ además mencionó que en 1995 y en 1996 ocurrió de forma similar. Monast declaró que confiaba que el proyecto se completaría en el año 2000. Finalmente esto no ocurrió, pero aún así las élites del globalismo han intentado llevar a cabo este plan de manera sistemática durante estas décadas. Uno de los intentos más importantes fue el 11 de Septiembre de 2011 cuando llevaron a cabo el atentado de falsa bandera contra las torres gemelas.

Es evidente que el globalismo tiene toda una red de lavado de dinero a través de ONGs que luchan contra el cambio climático y ha puesto a sus miembros mas sectarios a defender la idea de que se avecina el fin del mundo por culpa de la contaminación humana. Realmente el cambio climático lo podrían estar provocando ellos mismos a través de todo tipo de técnicas de geoingeniería que estarían dañando seriamente el medioambiente. A través de técnicas de ingeniería social han logrado crear una preocupación alarmista sobre el medio ambiente no enfocada en las soluciones reales. Además hemos podido comprobar como a través de estas operaciones han logrado tomar cada vez mayor influencia y control sobre los sistemas políticos de muchos países del mundo.

El coronavirus es otra de sus operaciones de ingeniería social a gran escala, siendo resultado de una colaboración maligna del eugenista Bill Gates y George Soros, entre otras personas y poderes influyentes. Este ataque bioterrorista a escala mundial busca subvertir el poder de los gobiernos para que acaten las ordenes de la OMS.

¿Es posible una falsa invasión OVNI?

Este parece el escenario de una película de ciencia ficción, sino fuera porque hay científicos que ya han denunciado que existe hoy tecnología suficiente para hacer realidad un fenómeno parecido a gran escala. El Deep State durante décadas ha almacenado de manera secreta tecnología militar ultra avanzada. Pese a que en la actualidad no ostenta el poder dentro del gobierno de los EEUU, el Deep State podría tener guardadas múltiples naves de estas en sitios recónditos para sembrar el terror si fuese necesario. También se podría hacer uso de tecnología convencional y barata, como por ejemplo drones. El uso de cientos de miles de drones armados y autopilados con inteligencia artificial puede arrasar con toda la sociedad.

Otra manera de hacerlo sin utilizar naves reales sería proyectando en el cielo imágenes holográficas de alta resolución a través de una pantalla de humo gigante creada por las emisiones químicas de aviones generadas por los satélites (así como sistemas HAARP) para hacer creer a la humanidad que Dios les está hablando para advertirles de una invasión alienígena. Por otro lado, otra visión alternativa habla de crear hologramas en tres dimensiones mediante proyecciones láser en diferentes partes del mundo con una imagen diferente, según la fe de cada etnia. El plan consistiría en hacer un “llamamiento” a todos los seres humanos para que se “unan” a apoyar a un gran líder “mesías” salvador a través de una secta New Age Mundial.

Para ello los líderes de las principales religiones manejados por el NWO fusionarían sus religiones en una sola, captando a millones de mentes que pertenecerán a una nueva una secta manejada por la élite psicópata. Esto cobra sentido al comprobar que el Papa Francisco, un miembro destacado de la élite satánica, busca unir todas las religiones en una sola. Esto es solamente una parte del plan del NWO para avanzar en la creación de un gobierno mundial.

Pincha aquí para despertar