El sistema financiero basado en el dominio mundial de la economía por parte de una élite minoritaria a través del dólar está cayendo rápidamente. El poder de los bancos centrales para manejar la economía se está diluyendo y está creando todo un nuevo sistema financiero basado en la tecnología blockchain. Cada semana aumentan las inversiones en el sector de la criptoeconomía y vemos como está evolucionando para establecerse como un nuevo sistema económico alternativo. La libertad económica que plantea el uso de criptodivisas en los mercados y los negocios podría provocar una auténtica revolución financiera sin precedentes.

Todo esto ha afectado al mercado del petróleo, que debido a una guerra geoestratégica de precios entre Arabia Saudita y Rusia, ha sufrido un crash económico en el que su valor ha llegado a ser negativo. Como el petróleo supera a Bitcoin en la volatilidad de precios, se han lanzado contratos de futuros de petróleo ligados al West Texas Intermediate. El exchange de criptomonedas propiedad de Binance, FTX se ha convertido en la mayor empresa que ofrece contratos petroleros basados en criptodivisas.

Gráfica del crash del petróleo el 20 de Abril de 2020

La volatilidad del petróleo empequeñece a la de las criptomonedas y esto crea nuevas oportunidades de negocio que pueden ayudar a nuevos agentes a entrar al mercado y acabar con los monopolios financieros de poder creados de manera artificial. En el primer trimestre de 2020 aumentó volumen comercial de criptomonedas, alcanzando un récord en el sector de los criptoderivados, impulsado por los nuevos participantes en el mercado, FTX y Binance.

Esto podría suponer un autentico cambio real en la economía, ya que la sustitución de divisas fiduciarias por criptomonedas en el mercado del petróleo seguramente provocará un efecto dominó en el que los criptoactivos digitales cobrarán mayor protagonismo en el resto de mercados. Si esto sucede, el valor del criptomercado continuará aumentando hasta límites inesperados. El halving de bitcoin también puede ser un evento decisivo que afiance totalmente el cambio de modelo.

La nueva criptoeconomía mundial que se está desarrollando podría ser la solución perfecta para acabar con la inflación artificial creada por los gobiernos, que muchas veces en busca de soluciones fáciles a problemas complejos, imprimen más billetes aumentando el nivel de pobreza de los ciudadanos del país. Por poner un ejemplo, los datos de Arcane Research muestran que el interés en Bitcoin en Argentina ha estado creciendo de manera constante, especialmente después de que comenzó la crisis en 2018. Desde entonces, el volumen de operaciones en criptomoneda ha crecido un 1028% en pesos argentinos, un 407% en Bitcoin y un 139% en dólares.

- Advertisement -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí